Cantaré en lo profundo del bosque y en la encrucijada

Aunque no lo sepas, aunque sea en silencio, aunque puede que no lo creas. Ahí estoy. En silencio, simplemente, como si fuera ese ángel de la guarda que te recoge cuando vas a caer. En realidad llevo las alas escondidas y por eso no puedes verlas cuando lo hago. Desde lo más sútil, de la forma más escondida. Como canta Nacho Camino: “Si resulta que el cielo no es más que una casa vacía, no temas, mi vida: tú aún vives en mí.”

 

Fotografía: Cain Q.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s