Huyamos lejos de aquí [Love etc. II]

Sales a la calle y caminas porque ya ha llegado el buen tiempo.

Paseas. Ves como las abuelitas del barrio se paran a comprar en la frutería, o aquella persona con la que fuiste al colegio va agarrado de su novia por la calle.

Entonces una espalda que anda por delante tuya te llama la atención, ¿Una espalda? Sí, una espalda. No es de un hombre que acabe de salir del gimnasio, la de un chico que lleva lo que parece un cuadro empapelado en un brazo.

Me fijo en las curvas de la espalda, desde el cuello, bajando, llegando hasta el culo. Un culo que es bueno para agarrarse. Vuelvo al cuello y pienso que lo mordería, cual vampiro, y al final tendríamos sexo salvaje en alguna de las azoteas del barrio.

Una espalda. Una espalda y un cuadro. Quizás lo que den ganas sea que huyamos juntos, lejos de este lugar, lejos de este sitio, de lo mismo. Lejos. Todo por una espalda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s