Solo estaré muerto cuando no quiera bailar

Los seres humanos somos un gran misterio. Por mucho que investiguen sobre nosotros cada uno somos único y especial, no hay dos iguales. No tenemos los mismos genes, las mismas experiencias, las mismas actitudes ni aptitudes…

En el fondo creo que somos un poco como el Doctor Who con sus regeneraciones, vamos modificando nuestra forma de ser, nuestra forma de vestir y a veces nuestro propio cuerpo muta aunque no de una forma tan radical aunque creo que en nuestro interior si hubiera una imagen que reflejara cada una de nuestras épocas seríamos seres muy diferentes.

A veces tratamos de comprendernos y no lo entendemos, por lo que nos cuesta mucho entender a los demás, nos encanta juzgar a los demás y a veces nos juzgamos nosotros y hasta sentenciamos. Pero es que el mismo Descartes, el de “Pienso, luego existo”, antes de morir dijo “Mi vida estuvo llena de desgracias, muchas de las cuales jamás sucedieron”. Quizás tanto tratar de comprendernos tampoco lleve a ningún lugar. Nuestras técnicas de defensa son bastante curiosas y el cerebro es todo un mundo por explorar. Pero, aún con todo, lo que realmente importante es lo que cantan los de El Buen Hijo: “Solo estaré muerto cuando no quiera bailar”. Así que, a bailar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s