Hay miedo de la luz que da el fuego que quemó la balanza

tumblr_om06xgqfkj1w4jd6po1_500

El miedo es algo para lo que se nos has sido educado. Ten cuidado, no hagas esto, no digas, no pienses. Todo se convertía en una advertencia: el miedo. Un miedo inculcado desde que somos pequeños en forma de una pequeña semilla que va creciendo lentamente. Primero lo hace de una forma latente quizás de manera inofensiva sin darnos cuenta de ello pero puede suceder que de repente aquella flor decida agarrarse a todos tus órganos de una forma brutal, exagerada e irracional.

Y el miedo parece que te come. Y luchas contra él, intentas cortar sus hojas una y otra vez pero se resiste. Parece como si se hubiera fusionado con tus órganos cual lapa. Intentas racionalizarlo y es todavía peor. Un bucle de pensamientos que no dejan de correr como un circuito cerrado de un río.

Cuando crees que la salida no es sencilla y el bucle hace que el río se encuentre ya con un color sospechoso decides que no vas a luchar más. Se acabó. No lucho. Acepto la situación, las sensaciones y las hago mías, las dejo ir, no las agarro más. A más intentas cortar las hojas están se pegan aún más pero si las dejas ahí sin darles importancia, esas hojas poco a poco se hacen menos resistentes hasta irse soltando lentamente. Por más que quieran ya no podrán agarrarse y si lo hacen, no te resistas, déjalas.

No hay nada peor que el aburrimiento, y al miedo se le puede aburrir. Una nueva oportunidad.

Ilustración extraída de este Tumblr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s