But now the sound of love is out of tune

Hay días en el que no te apetece bucear. Te metes en al agua y empiezas a hacerlo, pero no quieres. Así que simplemente te dejas llevar. Hundirte lentamente, descubriendo las maravillas de las profundidades que seguramente no habrías podido conocer porque nunca hubieras llegado a ese lugar si no te hubieras dejado.

Juegas a hundirte, sabes que lo estás haciendo, pero ¿Hasta dónde llegarás? ¿Serás capaz de volver de nuevo a la superficie? ¿Quieres volver allí o deseas quedarte en ese lugar oscuro? Por el momento vas cayendo y observando… Ya se verá donde se llega.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s