Blink and you’ll miss a revolution

Hace unas semanas apareció una bolsa de confeti en mi cuarto. No recordaba del todo de donde venía. Es más, siempre decía que eran de mi último cumpleaños y sin darme cuenta estaba faltando a la verdad. Venían de una sesión de fotos donde un amigo y yo fuimos bañados, casi literalmente, con él.

Nos sobró una bolsa de confeti. Desde entonces estuvo rulando por casa. El otro día decidí cogerla y meterla en la mochila. Ahora va siempre conmigo por si en algún momento necesito usarlo. Decía Albert Espinosa que las pérdidas hay que celebrarlas, darlas una bonita despedida… así que, quizás, ese confeti podría utilizarlo cuando me echen de un trabajo, lo deje en alguna relación porque esa será una forma de empezar una revolución, la tuya propia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s