El papel protagonista (IV)

Tras salir Lucía de escena, Andrés está sentado en el sofá. Suena el teléfono. Es Roberto, a quien vemos a un lado del escenario, de pie, hablando por móvil. Su tono es mucho más serio que el de Andrés, habla con el ceño fruncido.

ROBERTO: Hola, ¿Juan?

JUAN: Sí, soy yo, ¿quién eres?

ROBERTO: Roberto.

JUAN: ¡Ah! ¿Qué tal?

ROBERTO: Bien, bien,… Oye, sobre lo que hemos hablado antes, lo de hacer algo juntos. Yo como director y tú como intérprete, ¿cómo lo ves?

JUAN: Pues… la verdad… ni lo veo ni no lo veo… tú eres el director, así que supongo que habrá de ser lo que tú digas, ¿no?

ROBERTO: Sí, es una manera de verlo. La cuestión es si tú quieres de verdad, si estás dispuesto a comprometerte, porque si no es así, entonces no. Si lo que buscas en entretenerte o un ver qué tal, pues no, para las búsquedas existenciales mejor búscate otras opciones en la que no requieras del tiempo de los demás, a no ser que se lo vayas a gratificar de alguna manera.

JUAN: Eres directo, ¿eh?

ROBERTO: Es una manera de asegurarse de que no te hagan perder el tiempo y de que nos entendamos lo mejor posible desde el primer momento.

JUAN: Totalmente de acuerdo.

ROBERTO: ¿Entonces?

JUAN: Bien, bien, me parece bien, así que… tú dirás. Aquí el nuevo soy yo, tonto no soy, aunque quizás sí sea un poco naif.

ROBERTO: Quizás. Ya veremos lo que tú eres. ¿Cuándo te viene bien que quedemos?

JUAN: Hoy tengo la tarde libre, ¿cuándo y dónde?

ROBERTO: ¿A las siete en el Café Tirso?

JUAN: Perfecto, ¿en la terraza o dentro?

ROBERTO: Donde quieras, el que primero llegue que coja sitio.

JUAN: Oye, ¿y cómo te reconozco?

ROBERTO: Agrega mi móvil a tu agenda y mira la foto que te saldrá en el whatsapp. Y si no cotillea en Facebook, twitter, instagram, así es como te he visto yo a ti hasta ahora.

Pasa Lucía por allí, de camino a dejar un libro en una estantería.

LUCÍA: ¿Con quién hablas?

Juan estaba ensimismado en la conversación, levanta la mirada hacia ella y tapa el auricular.

JUAN: Nadie, ya te contaré.

LUCÍA: OK.

ROBERTO: La foto es de hace bien poco, así que me reconocerás. Y no estés nervioso. Quizás te guste, quizás no, pero esto no es una cita ni para conocernos, ni para ver qué tal, ni para follar. Tranquilidad, no es más que un café para hablar de un posible proyecto, de un hacer algo juntos.

Juan alucina ligeramente por lo que está escuchando, Lucía le ve el gesto sorprendido.

LUCÍA: ¿Qué?

JUAN: Nada, nada, ya te contaré (A Lucía, tapando el auricular). Bueno, nunca se sabe (Al teléfono).

ROBERTO: Cierto, hay que saber improvisar. Mira, parece que algo de actor sí que tienes.

JUAN: Al final los mejores momentos son aquellos que no estaban planificados.

ROBERTO: ¿Ves? Eso es señal de que lo nuestro solo va a ser un café conmigo como director y contigo como actor novel.

JUAN: ¿Cómo?

ROBERTO: Ya hemos desmontado la posibilidad del sexo, así que ahora centrémonos en lo importante. Yo tengo una idea, tú dices que tienes potencial. Juntemos lo uno y lo otro a ver qué pasa.

JUAN: Ok, ok, además del director, parece que eres también el que pone las palabras. A las siete en el café Tirso, allí nos vemos. Ciao.

ROBERTO: Hasta luego.

Lucía se ha quedado escuchando.

LUCÍA: ¿Un director?

JUAN: Sí, un director, pero ahora no te voy a contar nada.

LUCÍA: Ok, ok, ya lo harás.

Lucía sale de escena y Andrés conecta el teléfono al cargador dejándolo en la mesita al lado del sofá.

Anuncios

Un comentario en “El papel protagonista (IV)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s