Te echaba de menos lo mismo que ahora te echaré de más

Cada domingo al atardecer te despedía en el rellano. Apurábamos los segundos que tarda el ascensor en subir al tercero. Sonrisas, guiños, besos al aire, hasta que desaparecías y escuchaba la maquinaria del elevador que te alejaba de mí. Entonces cerraba la puerta y corría como una centella por el largo pasillo de casa hasta el balcón. Me asomaba con disimulo para, sin que me descubrieras, observar como salías del portal y caminabas calle arriba. Quería apurar al máximo tu presencia en mi vista, justo hasta que doblabas la esquina y tu ausencia era tan rotunda como mi soledad.

Tras cerrar el ventanal, sentía mi casa como una tumba silenciosa, vacía, fría, inhóspita. Necesitaba un par de horas de descomprensión para acostumbrarme de nuevo a mis niveles de soledad en sangre. Para que mi piel olvidara tu tacto allí donde había sido abrazada y acariciada. Necesitaba algo más de tiempo para que el eco de tus palabras desapareciera del todo de mi mente. Un eco libre de tu presencia pero que seguía suscitando pensamientos, ideas, decisiones, cuando ya no estabas frente a mí para compartirlas.

Y en eso quedaba todo, en una permanente y reiterada despedida, en un continuo esperar lo que nunca llegó: un lunes de alarmas a las 6.30, un martes de salir a correr juntos por el parque, un miércoles de echar a suertes quien hace la cena, un jueves de escaparme antes de la oficina para cuidarte del resfriado que te dejó en la cama.

Esta noche de domingo te has ido para siempre y yo no me he movido del sofá en el que nos hemos herido con palabras, desarmado con miradas y derrotado con silencios. Tu mismo has cerrado la puerta de casa. He respirado hondo, he imaginado tu salida del portal y tus pasos calle arriba, he sentido como un cordón umbilical se estiraba hasta su máxima tensión y se rompía para siempre.

Te he echado tanto de menos durante este tiempo, tanto como ahora te echaré de más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s