The dog days are over

Me gustabas más antes, cuando te acordabas de disfrutar la vida. Ahora estás tremendo, nadie lo niega, pero solo sabes quejarte: de la dieta, de las agujetas. Como si te obligaran o no pudieras parar. Echo de menos hablar del sabor de los platos y no de los carbohidratos que contienen. Pedir en un restaurante sin tener que comprobar los ingredientes de una ensalada. No pesar las palomitas antes de ir al cine. Ir al cine contigo, eso también lo echo de menos. Y quedarnos remoloneando en la cama cada domingo en vez de ir al gimnasio porque es cuando hay menos gente. ¿Crees que habrá algún término medio donde quepa tu sonrisa?

Fotografía: Théo Gosselin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s