Interior de una nave espacial abandonada

Las naves espaciales, como la Lucky Star, son brillantes por fuera, luminosas, impolutas… incluso cuando son abandonadas siguen reflejando esa sensación brillante, cuasiperfecta. Ese estado puede engañar de lo que se encuentra en su interior: un sitio mohoso, cochambroso y donde la dejadez ha hecho mella en sus instalaciones.

Quizás es como parece que se ha basado la sociedad, y no en los últimos tiempos. Pensemos en los libros de historia, ¿Creemos que todo ha sucedido tal como lo cuentan? Lo importante ha sido contarlo desde una perspectiva interesada. ¿Creemos todo lo que cuenta de la Biblia? Teniendo en cuenta que buena parte ha pasado de boca a boca y algunos de los libros de los apóstoles se consideran apócrifos. Dicen que una mentira no se convierte en verdad por mucho que se diga una y otra vez, pero a veces la historia puede convertirlo en una verdad que nadie podría modificar a falta de información del pasado.

Vivimos en la época de las redes sociales que, de alguna forma, nos ha convertido a los treintañeros en los nuevos adolescentes. Jugamos igual en las redes, apostamos por los selfies repetidos una y otra vez hasta la saciedad. Nos creemos que somos los sabios universales y que sabemos absolutamente de todo. A veces vivimos en una vida perfecta… La apariencia contra una realidad que puede ser escondida.

En definitiva en la vida importa más la forma que el fondo, lo que parece que lo que realmente eres. No será ninguna novedad pero en estos dos últimos años he podido corroborarlo día tras día, vistazo tras vistazo. En el momento en el que se consideran cosas “normales”, si es que existe realmente ese término, cuando no lo son.

Aparentar, ser, parecer, estar. Ten cuidado en no convertirte en el interior de una nave espacial abandonada porque puede que alguien abra la puerta

“Eres como el interior
de una nave espacial abandonada,
brillas por fuera, por dentro nada”

Anuncios

Un comentario en “Interior de una nave espacial abandonada

  1. Me ha gustado mucho tu texto y el tema ya me gustaba. Je, je… ¡Qué gran verdad en lo que escribes!
    En mi opinión la sociedad siempre ha avanzando utilizando apariencias y eso se ha transmitido y nos lo han transmitido. Yo mismo, parte de mi vida, he vivido en cierta manera atado a las apariencias inconscientemente hasta que me quite la bruma que había frente a mí y empecé a ser consciente de ello. Cuando emerges de ese gran océano de mentira si realmente quieres ser libre puedes empezar a vivir en la autenticidad. No es fácil, requiere constancia, esfuerzo y no tener prisa porque requiere de toda la vida.
    Ayudemos a aquellos que viven inconscientes en la gran mentira. Y a los que viven en y de la mentira, siendo conscientes de ello, sólo cabe hacer una cosa que no requiere a penas gasto de energía: decirles claramente adiós.
    Un saludo. Felicidades y gracias a todos por encontraros aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s