Priscilla, versión española

Escúchame bien, que tengo una idea. Vamos a hacer un remake de Priscilla, pero como va a estar ambientado en España, en lugar de reina del desierto, va a ser reina de la piel de toro, o de la meseta, eso no lo tengo claro, según la ruta que hagan durante el viaje. De lo que sí estoy seguro es dónde va a ser una de las grandes paradas. Es la que siempre me viene a la mente, quizás para iniciar la trama con la misión que ahí les encomienden. O puede que al revés, que el culmen de la película sea que lleguen hasta, ¿estás lista? Siéntate, que lo mismo te da un síncope. ¡Al Valle de los Caídos!

Sí, así como te lo digo, tres drags en todo su esplendor que van a visitar la tumba del Caudillo. Con un buen director de fotografía nos pueden quedar una imágenes preciosas, fijo que nos llevamos el Goya. Imagínate unos vestidos de gasa, de seda o de tul, con mucho vuelo y colores saturados deslizando una larga cola sobre esos suelos de mármol brillante, bien pulidos por los devotos del pequeñito. El contraste entre el azul turquesa, el fucsia y el verde manzana de las tres protagonistas con esa piedra negra como el azabache, o gris como el de un día nublado, que no me acuerdo bien de cómo es. Y sobre todo, el sonido de los tacones al avanzar con paso decidido, ¡cómo me ha gustado siempre el sonido de unos tacones avisando que alguien está viniendo desde lo lejos! Si fuera verano lo haríamos con unas chanclas, que también suenan, y mucho, pero como esta secuencia tendrá lugar al inicio de la primavera para aprovechar los cielos velazqueños de la sierra de Madrid, mejor con tacones.

Ya tengo los nombres, Raimunda, Manuela y Pepa. Sí, ya sé lo que me vas a decir, son personajes de Almodóvar, pero así, de paso, le hacemos un pequeño homenaje al de la Mancha, que en buena medida, somos quienes somos gracias a sus películas. Sin sus mujeres, su flor secreta, su riégame o su átame a ver qué referentes tendríamos para ser intensos, dramáticos, excesivos y a la par un poco burros, en ese punto medio entre lo castizo y el saber estar más exquisito. Habrá quien nos llame antiguos, pero ya verás como no, lo vamos a conseguir, encantar a los nostálgicos y deleitar a los nuevos. Maricas de antes, de ayer y de hoy, mujeres con ínfulas y hombres heterosexuales que saben dónde tienen su punto G entregados a nuestro derroche de brilli-brilli.

Pero vamos a lo serio, que aquí hay meollo, una historia que contar. Raimunda quiere visitar la tumba del enano porque dice que se identifica mucho con él, que ella siempre ha sido muy franca, y que seguro que por eso tiene algo que ver con este señor, “de franca a Franco”, nadie lo entiende, pero seguro que tiene un sentido. Manuela quiere darle las gracias, porque dice que aunque fue un cabrón durante toda su vida, aquellas carreras que ella se hizo delante de los grises fueron las que la hicieron fuerte y dura como el acero para poder con todo, “quien se ha forjado en una dictadura, no hay mala democracia que la tumbe”, repite siempre que tiene ocasión. Pepa no tiene ni puta idea porque es muy joven, pero es muy lista, y allá donde van sus mayores, ella les sigue, porque sabe que siempre va a aprender algo que la ayudará a ser, sino grande, al menos apañada en la vida. De momento ella tiene arte en la sangre, elasticidad en el cuerpo y muy poca vergüenza en el comportamiento, cualquier momento, donde quiera que surja la oportunidad, puede ser un instante y un escenario de videoclip para ella, “dime qué quieres sentir y yo seré quien te lo haga sentir” es su lema cuando está de subidón.

Estas son las primeras líneas que tengo apuntadas. Ahora me queda echarle ingenio a la trama, que esto tenga chicha. Que sí, que haga reír, pero que también haga pensar, y un poco de llorar, que cuando cae una lágrima eso ya nadie lo olvida. No sé, quizás un “amar significa no tener que decir nunca lo siento” quedaría de miedo, un momento de esos en que todo se para. Aquí lo que tiene que haber es mucho diálogo, muy vivo todo, nada de silencios expresivos, aquí los expresivos tienen que ser los personajes a base de hablar, de decir, de expresar, de transmitir, lo dicho, un non-stop. Por eso tengo que ser disciplinado con el guión y ponerme a tope con ello cuanto antes, que me va a llevar un tiempo, y lo del arte y la cultura está muy bien, pero también hay que comer, así que cuanto antes nos pongamos con la producción, la financiación y las subvenciones, pues mejor.

Aunque miedo me da lo del cambio de gobierno, a ver por donde nos salen. Espero que lo de la localización lo vean como un empuje a la marca España, también y que quede claro, como un apoyo a la ley de la memoria histórica. Ya verás como surge algún idiota diciendo que con estos personajes es un elemento de subversión, falta de respeto y propaganda irreverente de ley de la memoria histérica -sí, histérica, así son los que no saben escribir con la zurda-, pero me da igual, a palabras necias oídos sordos, a gaviotas enfadadas gatas sigilosas. Con la banda sonora que tengo en mente los vamos a dejar a todos callados, ¡estupefactos! Clásicos originales para los momentos de transición y algún que otro playback, versionados para demostrar que sabemos integrar al pasado en el hoy y canciones nuevas con las que romper las listas de ventas tanto en soporte físico como en itunes.

¡Lo vamos a petar! ¡Priscilla Spanish Version lo va a petar!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s