LET IT ALL GO

He pasado toda la noche en vela, seguro de que tu y yo no compartiremos más un nuevo amanecer. Let it all go. Después de 20 años juntos, tu calidez no será lo primero que prueben mis labios al despertar. No hay vuelta atrás, pero en este primer día sin ti, es duro pensar que ya nunca más, que no hay un futuro para nosotros. He mirado donde siempre te suelo dejar cada noche tras aspirar tu aroma antes de irme a dormir. Como en las oraciones infantiles, “contigo me acuesto, contigo me levanto” aunque nunca has sido mi angelito de la guarda.

I´ve been sleepless at night

Cause I don´t know how I feel.

I’ve been waiting on you

Just to say something real.

There’s a light on the road

And I think you know

Morning is coming

And I have to go

Dos décadas de fidelidad absoluta. No te he fallado ni un solo día desde aquel primer encuentro furtivo a la salida de clase, en las escaleras de un callejón, donde te tomé por primera vez a escondidas, porque en aquel entonces probarte era algo prohibido. No me gustabas realmente, pero estar junto a ti era de una de las formas más aparentes de hacerme un hombre, con toda la vanidad con la que el ser adulto precoz nos infla de fatuo orgullo. Nuestra imagen juntos era tan divina, tan literaria, tan de película que, antes de que pudiera darme cuenta, ya eras el dueño de muchas de mis pequeñas voluntades.

Poco a poco salimos del armario, ante la familia, los amigos, compañeros y en cualquier lugar frente a desconocidos. Hacíamos muy buena pareja y compartíamos nuestra compañía permanente con muchas otras parejas que se amaban de forma similar. Por entonces estábamos tan de moda. Y éramos tan ignorantes del desequilibrio que en realidad subyacía en nuestro amor, aparentemente verdadero, verdaderamente traicionero, que cuanto más ardías en mi interior, más apagabas mi libertad.

I don’t know why, I don’t know why

We need to break so hard

I don’t know why we break so hard

Los buenos y malos momentos me llegaban siempre contigo de la mano. Iluso de mí, pensaba que me acompañabas y que dabas color, sabor, a todo lo extraordinario que me sucedía. En las horas de bajón, eras el primero en acudir a mi lado. Creía que diluías el mal trago cuando en realidad solo lo ocultabas entre inútiles brumas, camuflabas el dolor, aplazabas la decisión. Ni tan siquiera podía disfrutar de los momentos de calma sin ti, la inspiración tenía que tener tu aroma y tu presencia, llenado mi boca, impregnando mi garganta, saturando mi interior. Todo era nada sin ti.

Pero los tiempos cambiaron y cada vez fueron más evidentes los signos de que tu amor no era tan verdadero. Los buenos amigos fueron los primeros en advertirme de tu estilo trasnochado y de tu sucia condición. Mi propio cuerpo gritaba que tus caricias provocaban más cicatrices que placeres. Pero mis horas sin ti las imaginaba vacías, tediosas, imposibles. Y tuvimos que volver al armario. Por estar con tu aliento ponzoñoso me aislaba, dónde nadie se molestara con nuestra estúpida historia de amor, dónde otros amantes, tan atrapados como yo, se sometían a sus dominantes y perniciosos amantes de humo. Me atabas corto. Me hacías vivir en una menguante pecera, dando grandes bocanadas para ganar algo del escaso oxígeno que me dejabas. Te gustaba tenerme agarrado por los cojones, y yo me doblegaba porque pensaba que contigo todo era perfecto. Tres minutos de triste orgasmo y vuelta a la realidad.

If I look back to the start now

I know, I see everything true

There’s still a fire in me heart, my darling

But I’m not burning for you

 

We started it wrong

And I think you know

We waited too long

Now I have to go

Ahora sé que todo lo bueno fue igual de estupendo sin ti, que la magia no estaba en tus sinuosas volutas de humo, que mis manos hacen cosas maravillosas sin tener que sujetarte entre los dedos, que saborearte tras el sexo no hace el polvo más memorable y que lo malo hubiera sido menos aciago sin tu hipócrita ayuda. He esperado demasiado, pero nunca es demasiado si llega este momento en el que descubres a qué saben los besos de verdad. Para apreciar en toda su plenitud el aroma que reside en la nuca del otro tras amar. Para llegar muy lejos cuando salto y vuelo, no para escapar sino para alcanzar. Para sacarte de mi piel, de mis pulmones, de mi sangre donde estabas cómodamente parasitando. Para llenarme de todo el aire puro que soy capaz de transformar en vida vivida. Para mi plena libertad.

Si fui lo suficiente fuerte para dejarte entrar en mí, ahora tengo que ser tan fuerte como para dejarte ir.

Adiós tabaco, hasta nunca puto cabrón.

But if we’re strong enough

To let it in

We strong enough

To let it go

Let it all go, let it all go

Let it all out now

Let it all go, let it all go

Let it all out now

We’re strong enough

To let it go

 

Nota: Gracias a los amigos de siempre, a Javi y Diego que me precedieron y me enseñaron que es posible, a los de “todas las estaciones del año”, en especial a Rafa, por su apoyo y vigilancia constantes. Y ánimo para Manu, que sigue el mismo camino, y a Blanca para que lo siga.

Anuncios

Un comentario en “LET IT ALL GO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s