Yesterday, I had the longest ever dream

He cogido la mochila y he salido al bosque. En aquel terreno que antes me parecía tan farragoso y que no sabía como avanzar, ya no era tan difícil. A veces alguna de las ramas se me resistía pero siempre buscaba la solución para poder seguir avanzando. Me sentía como cuando era pequeño y jugaba al Zelda en la Game Boy donde conseguías un objeto para avanzar en alguna de las mazmorras.

Los mismos problemas pero ahora tenía una perspectiva diferente para afrontarlos. Un gran poder, casi mágico. Una sonrisa, una ironía y un “Puedes”. Si caía, me volvía a levantar. Si me volvía a caer, me reía y otras vez hacia arriba. No existe el problema.

¿Qué me encontraré tras este bosque que, hasta ahora, no he logrado atravesar? De momento voy a acampar en este lugar, poner música y disfrutar del paisaje a mi alrededor. Ahora si que puedo ver la belleza de este lugar. En mi cuaderno de bitácora escribí hace unos meses una frase antes de comenzar esta aventura: La vida debe ser así, sencilla y bailable. He tenido que cambiar la frase, ahora es La vida es así, sencilla y bailable.

“Yesterday, I had the longest ever dream,
That the world was endless with possibilities.
It had me thinking, one should never forget
That there are wonders, we haven’t seen yet”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s