Leñador y (el hombre) América

Gritos, chillidos, gente corriendo, todo aquello resonaba desde las alturas de la montaña donde el leñador y el hombre América observaban

Leñador: ¿Cuándo vamos a actuar? ¿No podemos dejarlos así?

Hombre América: Hasta ahora te hubiera dicho que deberíamos echarles una mano, pero no vamos a hacerlo.

Leñador: ¿Por qué? ¿Quieres dejarles que vayan a la deriva?

Hombre América: No, antes de que llegáramos hasta este punto ya hablé con ellos, de lo que iba a pasar. Decidieron que era lo que querían.

Leñador: Y entonces ¿Qué hacemos aquí?

Hombre América: Aprender que cada uno es responsable de sus actos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s