Di que sí

A veces nos pasamos la vida con una forma de pensamiento equivocada y no somos capaces de verlo. El “no” es algo que pasa por nuestra cabeza. Damos por supuesto, debido a unas creencias que hemos tenido toda la vida, que hay cosas que no pueden ser “Ese chico es demasiado para mí”, “Siempre he sido así, no puedo cambiar” “He fracasado en la vida”.

Pero, ¿y si cambiamos la forma de pensar? Un giro de 180º, como la mitad de un looping de la montaña rusa, para empezar a pedir las cosas, a hacerlas, a empeñarse en ellas, sin dejarnos llevar por esa proyección del no que nos miente. Nos hemos empeñado en etiquetarnos con que somos de una forma y la realidad es que hasta ahora hemos sido así. A partir de este instante eres libre de ser lo que quieras y hacer lo que te de la gana: pide lo que necesitas, haz lo que te plazca, expresa tus opiniones, que te de igual lo que piensen los demás de ellas…

Nada se encuentra escrito y para cambiar sólo hay que hacerlo, ponerse a ello, y pegar un par de tiros a ese no interno, y todos los externos, que se empeñan en que tu vida sea siempre igual.

“y no quiero ni pensar en otro no,
y no voy a conformarme así que di que sí, 
di que sí…”

 

Anuncios

Un comentario en “Di que sí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s