Ara que puc córrer em posaré a caminar

Quieres hacer todo rápido. Aquí y ahora. Por eso tu cabeza va a tantas revoluciones, pasa de un lugar a otro, es como si ella estuviera en un maratón de pista de baile las veinticuatro horas del día. Necesitas hacer un cambio. Si haces todo del mismo modo, el resultado será el mismo. Ralentiza tu vida, pégale un freno a esas ideas y reduce los pasos.

No tienes porque caminar rápido, puedes disfrutar de sentir cada uno de las pisadas. Sigue el ritmo de tu cuerpo, sigue cada uno de tus músculos, siéntelos. Cada una de las partes es importante, únete a ellas. Relájate, poco a poco. Así… escucha el silencio o el ruido que haya a tu alrededor.

Todo parece ir a cámara lenta. Has cambiado la revolución. Has cambiado tu propio ritmo. Sigues dando pasos para cambiar. Ahora que sabes correr, ya puedes caminar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s