Stop! in the name of love

Aquel día en el karaoke, como tantos viernes que íbamos, había toda clase de gente: los que iban como si aquello fuera una prueba de La Voz, los que simplemente iban a pasar el rato, los que no tienen en sus cuerdas vocales su mayor aliado y otros seres que uno no sabría donde catalogarlos.

Una chica cantaba con todo el sentimiento del mundo ‘Muñeca de Trapo’ de La Oreja de Van Gogh y acabó estallando en lágrimas sobre el escenario, un par de amigos se subieron a hacer lo propio con el ‘Juntos’ de Paloma San Basilio y notando una tensión sexual entre ellos facilmente identificable, y, por supuesto, llegó el de la voz perfecta que te clavaba el ‘My Way’ de Frank Sinatra como si su vida dependiese de esa actuación.

Entre todas esas personas destacaba una de ella justamente por no destacar, extraña paradoja. Estaba sentado en una esquina, solo y subió a cantar ‘Stop! in the name of love’ de The Supremes . Es curioso pero al hacerlo no transmitía ningún sentimiento, parecía como si fuera un autómata, un robot que simplemente cantaba por inercia.

Su actitud fuera del escenario era muy parecida, estaba tomando alguna copa y parecía no estar allí de cuerpo presente. Cuando salió del lugar abandoné a mis amigos con cualquier excusa y decidí seguirle. Tenía curiosidad por esa persona.

No conseguí ver nada nuevo a lo que ya había visto. Caminó, cogió el metro y acabó metiéndose en un portal. Casi como si fuera un investigador privado, decidí saber más de él. Era algo extraño pero viendo su actitud parecía como si nada le importara, ni para bien ni para mal. Creo que nunca me había encontrado a alguien así.

Tras varios días obsesionado con él, sin saber que es lo que podía pasar su cabeza y cuando ya estaba a punto de abandonar mi particular misión llegó: Era un domingo por la mañana y tras salir de un portal venía con una sonrisa de oreja a oreja junto a una persona mayor a la que acompañaba. Al fin y al cabo si que tenía sentimientos.

Conclusión: Aquellos que parezcan que no tienen sentimientos, puede que lo tengan guardado en algún rincón de su corazón, y decidan sólo enseñarlo con determinadas personas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s