PROHIBIDO ENAMORARSE EN VERANO

Todos nos hemos enamorado en verano. Él no. Esperaba siempre al primer día del invierno, cuando el calor desaparecía, cuando el sudor ya no le saludaba cada mañana y cuando, a la noche, los abrazos no eran pegajosos. Decía que para amar el frío era el mejor aliado, porque los cuerpos tiritan, buscan compañía, recorren la distancia necesaria, para que en el momento en que los abrigos desaparecen en el calor de la calefacción, la piel reconozca su necesidad de ser tocada. Y aunque al principio todo eso me parecía de un romanticismo de admirar, centrando mi mirada en él, en sus labios, sin poder evitarlo, lo cierto es que aquel verano yo quería besarle, como si no hubiera otra cosa en el mundo, como si el universo fuera a explotar y desaparecer si nuestras bocas no se juntaban de una vez. Y no pude hacerlo porque él no se enamoraba nunca en verano.

Todos sentimos el frío en el cuerpo cuando llega el invierno. Él no. Su cuerpo devolvía todo el calor acumulado durante el verano, sus labios se agrietaban por la fiebre, y sus manos siempre aparecían desnudas aunque las temperaturas bajaran hasta casi la congelación. Decía que en ese frío que todo el mundo siente, es donde se encuentran las respuestas cuando estás enamorado, porque cuando unes dos cuerpos que llevan deseándose durante demasiado tiempo, poco importará aquello que exista fuera, en las calles, mientras la nieve o la lluvia desintegra la piel, y sólo será necesario tocarse para que el escalofrío desaparezca. Y yo llevaba esperando el inicio del invierno desde que nuestras miradas se cruzaron en aquel bar del centro. Pero cuando recibí su mensaje, su invitación a pasar la noche en su casa, el cuerpo decidió quedarse quieto, porque entendía que si a él le gustaba el invierno, a mí me gustaría siempre la primavera, y en las estaciones, como en los amores que empiezan y terminan, hay algo que él olvidó por completo: el dolor de la espera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s