Raimunda

Tía, para un segundo, que te aceleras y te pones muy ceporra. Luego te das la hostia y te lamentas. Aunque te da igual. Dos minutos después ya estás otra vez arriba bien enhiesta como si fueras el ave fénix dispuesta a comerte el mundo. Y así no, ¡así no! Mira que te lo dicho veces y veces, decenas, cientos, miles. Me dices que soy muy pesada, pero es que como tú no escuchas, pues claro, no queda más remedio que erre que erre contigo. Que por las buenas no, pues a ver si por las malas. Que no te entran las palabras suavemente, pues a ver si con el martillo lo consigo. Pero eres más burra que un burro tirando de un arado, o sea, burra burra. Burra elevada al cubo. Vamos, que no hay quien te gane.

No haces más que fijarte en tíos que son unos mamarrachos, unos tontos del culo. ¿Qué coño les verás? Debes tener las corneas de los ojos distorsionadas, porque donde los demás vemos tonto, tú ves simpático, que la gente dice que es un sieso, tú un encanto. Cualquier día vas a acabar apaleada o robada, tirada cual piltrafilla en la calle porque te habrán quitado hasta la lencería nueva para venderla en un mercadillo. Bueno, si es que a eso que te pones para las noches de fiesta se le puede llamar así, que esa es otra, tu gusto por la moda y tu sentido de la estética. No tuvieras un golpe de suerte y te llamaran del programa ese del divinity para que te vaciaran el armario y borraran de tu vida por siempre los estampados, el animal print y el fucsia. No podías haber elegido otro color. Luego dices que te dicen, pero es que lo pones muy fácil, “la furcia de fucsia”. Habrá quien crea que es casi un trabalenguas, porque pronunciar bien de seguido las efes, y la erre con la ce y la ce con la ese, es para que le salga a una frenillo en la boca. ¡Hasta que para te pongan un mote tienes que hacerlo complicado!

Ahora, que tonta tú, tonta yo. Que sabiendo de qué va todo esto, aquí estoy esperando a que salgas de ese portal. Venme a buscar en media hora que ya estamos con el pitillo de después. Y yo leo el whatsapp y acá que me vengo. Opción una, bajarás enamorada. Eso te suele pasar cuando es el primer polvo y ha ido bien. O dos, dirás que no, que no te gusta, y que ya está, que lo vuestro fue solo sexo. O tres, dramática perdida, que has visto que el maromo pasa de ti, o peor, que te lo ha dicho a la cara. Así, a bocajarro, toma ya, que te pires. Que ya te ha pasado alguna vez, que no has terminado de cerrar las piernas y te han dicho que adiós muy buenas. Que a todas nos ha pasado. Que los hay muy cabrones. Esos son los que luego tú te encaprichas, como si fueras una niña boba. Y lloras. Y te lamentas. Menos mal que igual que te da el furor, al rato se te apaga.

A ver si sales ya, que me vine corriendo para no hacerte esperar y aquí estoy, hartita de sudar. Con este calor el eskay de este sofá se te pega a la piel y cuando me levante se me van a quedar las pantorrillas rojas como si acabara de depilarme.

¡Ay! Por fin, ya te veo entre la gente.

– ¡Raimunda! ¡Aquí! ¡Raimuuuuuunda!

Que poco me gusta a mí llamar la atención, pero si no te grito lo mismo no me ves. Pues nada, a ver qué ha pasado y qué me cuentas, que tanto tardar me tienes expectante.

– ¿Qué tal te fue?

– Ay, mira, ni me preguntes. Ya te lo contaré en otro momento, dame un piti, me lo fumo y nos vamos.

– ¿No te acabas de fumar ya uno?

– Pues es verdad, pues nada, no me lo fumo.

– ¿No me vas a contar nada?

– Luego te lo cuento todo, que tengo que ponerme la cabeza en orden.

– Pues ala, siéntate y pídete un café. Yo me quedo callada y cuando tú quieras me relatas lo que ha sucedido.

– Pues mira tía…

Lo sabía, no hay nada como hacerle creer que te da igual para que ella se ponga a darle al carrete. La verdad es que reñimos mucho, pero luego somos como hermanas, hermanas de leche como digo yo. Y no porque compartamos el ade-ene, sino por otras cosas. De leche. Ya me entendéis. No hace falta que explique más, ¿no?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s