¿A dónde viajas?

Monto en el tren y estiro el asiento hacia atrás. Apoyo la cabeza en la ventanilla y me preparo para ver como mi mundo empieza a alejarse a toda velocidad. Salimos en paralelo a un par de trenes. Adelantamos a otros y nos cruzamos de frente con otros más. Dentro de todos ellos hay gente como yo, apoyando su sueño en el cristal, con la mirada perdida y desenfocada en ese paisaje que se mueve demasiado deprisa como para ser contemplado. Hasta luego. Hasta ahora. Hasta nunca. Gente que va, gente que viene, gente que vuelve, gente tan inmersa en su rutina que ya ha olvidado que está viajando. El horizonte empieza a teñirse de un anaranjado que se magnifica en los edificios de cristal, que hace que los bloques de hormigón parezcan hasta bonitos, y que las naves industriales ardan en color. El tren sigue avanzando en la mañana sin apenas traquetear y todo va quedando atrás. Sí, cada vez un poco más atrás. Mi cabeza es la primera que se ha quedado atrás. “¿A dónde viajas?“, me pregunta la chica que ocupa el asiento de al lado. Ya no lo sé.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s