Esperando palabras

Por más que lo intento no lo consigo. Mira que tengo ganas de que me salga un texto cómico, de echarle a esto un poco de comedia. Pero nada, no hay manera. A cuanto llego es a un aire de pesada trascendencia. Aburrido más bien diría, ¡plúmbeo! Un poco de vida ¡por Dios! Me pasa como a Leo Macías, que ella quería escribir novela rosa y solo le salía negra. No voy a decir que tengo eso que llaman “el bloqueo del escritor”, eso sería muy, muy pretencioso y aquí lo que sucede es que yo tengo un punto dramático, baratamente dramático… Ahí no me veo, en lo de “escritor” digo –en lo de dramático…, pues… a mi día a día me remito-, estaría simulando ser lo que no soy; y visto desde el otro lado, desde el del lector, estaría mintiendo, no resultaría creíble ni de coña. Vamos, que no resultaría convincente. Yo soy uno de tantos esos que se pone de cuando en cuando manos al teclado a desparramar palabras sobre la pantalla como medio para poner en orden su interior. ¿Eso te hace escritor? Stop. No voy a responder a la pregunta, que entonces me enredo, comienzo a argumentar adelante y atrás y no llego a conclusión alguna más que al hecho de ver que he completado varias líneas sin llegar a conclusión ni postura entendible alguna. Quizás si fuera más frívolo o tuviera menos pudor podría llegar a algo. ¡A tertuliano radiofónico! ¡O a analista de la actualidad política y social en algún plató televisivo! Bla, bla, bla,… a ver si le doy al coco y me construyo un nuevo catálogo de salidas por la tangente para cuando no tengo nada que decir. Una opción podría ser practicar el silencio, quedarme callado. ¡Mudo! No de por vida, sino momentáneamente. Dejarle su espacio al aire quieto, eso que muchas veces le pido a mi alrededor, pero que yo por dentro no me concedo. Venga a darle a la lavadora, rum rum, rum rum, rum rum, sin parar, que si esto, que si lo otro, que si arriba, que si abajo,… ¡Ay, señor! ¡Lo que centrifuga esta centrifugadora mía que tengo dentro de la cabeza!

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

Y ahora me paro, ¡que no sé cómo seguir! Basta que quieras una cosa para que tengas la contraria. Relax, respira hondo, inspira, expira, diafragma, coge el aire desde el estómago, no desde el pecho, que ahí te ahogas. Deja el tic de la pierna. Levántate sin arrastrar la silla, que es hora temprana y no vayas a despertar a nadie. ¡Pero si no hay nadie en casa! Bueno, da igual, ¡no son horas! Apenas está asomando el amanecer y al alba todo ha de ser hecho con calma y orden, saboreando cada segundo, cada décima de segundo, ¡cada milésima de segundo! A ver si el sol me inspira. No me voy a mover de aquí hasta conseguirlo. Fijaré mi mirada solo en él, me olvido de las teclas que forman qwerty de izquierda a derecha y hjklñ de derecha a izquierda, y escribiré de manera automática mirando al frente, a la luz que se cuela en la habitación a través de este enorme ventanal que mira al este. Y ahora coordina, mira a la luz y respira desde el abdomen, cuenta hasta atrás y a teclear esos diálogos, descripciones y reflexiones que están esperando convertirse en una historia con vida propia. Pero, ¿no he quedado yo conmigo mismo en que no soy escritor? ¡Cómo voy a escribir nada si no tengo las ideas claras! Y así una y otra vez contra la pared. Venga, me doy, cabezazo, vuelvo para atrás, cojo carrerilla y otra vez, contra la pared. Así hasta quedar extenuado. A ver si hoy consigo no hacerlo.

Cinco… cuatro… tres… dos… uno…

Nada, que no hay manera. Ni una, ni dos, ni tres. ¡Ni una puta palabra sale hoy! ¡Qué mierda! ¡A la mierda!, que decía el de las bicicletas son para el verano. A la calle a pasear, que calentando la silla se le pone a uno el culo gordo y luego me quejaré de esto también. ¡Ala! ¡Con Dios! ¡Marcho!

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

¡Joder! ¡Las llaves! ¡Que me las he dejado dentro de casa!

¡Ay, no! Que están aquí, en el otro bolsillo. Qué manera de comenzar el día, ¡qué manera!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s