Todo irá bien

Ojalá pudieras verte a través de mis ojos. Eres guapo y no lo sabes. Supongo que eso es parte de tu encanto. Recorres la discoteca con la mirada a toda prisa, como quien no está seguro de si se pueden tocar los objetos de una tienda. En uno de esos movimientos furtivos, le ves. Cerca, aunque no lo suficiente. También es guapo, pero él sí lo sabe. Y lo hace notar. Dedicas el resto de la noche a mirarle de reojo: deseando que se fije en ti, sabiendo que nunca lo hará.

En algún momento, tras comprobar la hora en el móvil, decides que te marcharás si la próxima canción no te gusta o tampoco la conoces. Estás cansado de bailar a trompicones nerviosos. En realidad bailas mejor de lo que crees, gracioso y sexy, porque hoy bailas para él. Casi con él. Entonces el DJ levanta el brazo, ¿te señala?, cambian los ritmos, la cadera deseada se arrima a la tuya y una voz desconocida empieza a cantar: “Todo irá bien”.

Fotografía: The Dancer de Cain Q.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s