La funda de nuestros iPhone

Dicen que nos gusta lo diferente. Que en Suecia, por ejemplo, arrasan esos morenazos que aquí no pasarían de normalitos porque ya los tenemos más que vistos. Por eso es tan extraño que todos nos dejemos la misma barba.

Después le pedimos el mismo tupé despampanante al peluquero. Usamos las mismas frases para ligar en Grindr. A diario lucimos en Instagram nuestros nuevos calzoncillos Aussiebum mientras envidiamos las adquisiciones de los demás. Y comentamos en Twitter los mismos programas de televisión. Torneamos músculos con el mismo nombre en el gym. En ciudades distintas corremos distancias parecidas. Solo leemos los libros que otros leyeron antes.

Nos reconforta esa sensación de pertenecer a la tribu. No fuimos nadie hasta que no tuvimos cuenta en Gmail y pronto solo nos diferenciará la funda de nuestros iPhone. ¿Quién nos gustará entonces, cuando consigamos ser todos iguales?

Anuncios

2 comentarios en “La funda de nuestros iPhone

  1. Qué razón tienes tienes. Me he divertido con esta entrada Jajaaj. A mi ya no me diferencia ni la funda del iPhone. La ven y te preguntan donde la has comprado 😉

  2. Todavía reniego de pertenecer a la tribu como un auténtico clon, me cuesta entenderlo y, a veces, me duele ser igual que el resto o parecerlo, pero como dice la canción “me mantendré firme en mis convicciones…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s