Domingo de resaca

Recuerdo la primera vez. Fue una necesidad. Hacía falta. Fue un día de esos donde lo que deseas que la Tierra te tragué y te deje bien tapado con ella. Nos vimos tomando gintonics y  hablando sobre el suicidio en un lugar lleno de barbies enjauladas donde semanas más tarde,  y con otra persona, sonaría el Hung Up de Madonna hablando de hombres y situaciones curiosas.

Los domingos, hasta hace poco, eran el típico día tonto. En realidad era un mero trámite para el lunes, pero ese domingo creó una especie de tradición no escrita. Viajando entre bares, algunos más oscuros de sábado noche y otros más de estar sentados en la terraza. Debatiendo sobre parejas en un bar que parece sacado de ‘Cuéntame’ mientras suena de fondo Vivir así es morir de amor y un grupo de osos se viene arriba como si todos hubieran tenido un drama sentimental presente al que aferrarse para cantar con todo su alma. Seguro que algunos lo ocultan. Algunos mienten*. Muchos lo hacen, evitando que el fin de semana acabe. Queriendo evitar que los problemas regresen el lunes, mientras beben gintonics y sonríen, como si vivieran en un día de fiesta en bucle.

Conversaciones, diferentes personas con perspectivas. Mezclarte con gente que no conocías, o gente que pensaba que no te conocía, o no te recuerdan quizás de alguna noche perdida en la ciudad condal. Escuchar discursos increíbles que sabes que volverán devueltos en plan boomerang, y saber que sólo en un lugar te pueden poner el Woman’s World de Cher antes que el Believe. No saben que existe Song for the lonely y que encaja más con ese público que busca restregarse con quien no lo ha hecho las anteriores 48 horas. Mientras, una cola en el baño que crea interacciones entre los que esperan con charlas sin sentido alguno.

Sales a la calle. El sol está desapareciendo. Es hora de regresar. El principio del final. El final del principio y todas esas historias.

*Os he mentido. La gente miente. No es un domingo de resaca. Al menos no como el que todos podéis pensar.

“Cuánto calor, cuánto sabor, cuánto de todo”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s