Insomnia

El reloj marcaba las cuatro de la madrugada la última vez que me atreví a verlo. Una noche más, la idea de sumirme en un sueño placentero se había esfumado por completo. El desastre onírico se había convertido ya en rutina, hasta el punto de olvidar la última vez que logré dormir sin ningún tipo de perturbación. El insomnio se había adentrado poco a poco entre mis sábanas, y ahora reclamaba aquel territorio como su reino.

Se supone que uno descansa más tranquilamente cuando no tiene ningún tipo de problemas. Sin embargo, ha sido la certeza de vivir en una etapa de tranquilidad física y emocional el motor que ha desencadenado la expansión de este germen. Una playlist relajante, un libro denso, una película aburrida, una infusión o una  buena ración de sexo. Había tratado de combatir el insomnio de todos los modos posibles, pero no parecía haber ataque que éste no bloqueara. Su fortaleza me estaba agotado. Y, pese a ello, no podía sobreponerme.

Las noches se volvían eternas y los días insoportables. La habitación ya no era ese pequeño ecosistema alejado de todo lo que me rodeaba. Se había vuelto hostil, y para terminar deambulando por la oscuridad del apartamento o por el submundo que las calles de la ciudad adoptan a partir de la medianoche. Camino entre la realidad y el sueño, mezclándolos y conformando un mundo atípico donde ya me es imposible distinguir lo que ven mis ojos y lo que proyecta mi mente. Todo es turbio y borroso. Y cuanto más lo es, más atractivo me resulta.

He descubierto que hay monstruos mucho más aterradores que el que vive bajo nuestra cama. Aquellos cuyo origen e identidad preferimos ignorar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s