Como jugar con los coches

Jugar. Una palabra que recuerda a inocencia y diversión. En esta vida se tiene que jugar. Se debe de hacer durante el día, en cualquier momento, conseguir la excusa para ello. Puro divertimento, para hacer que todo sea entretenido, sin aburrirse y hacer de lo aparentemente monótono algo entretenido.

Pero ¿y si llega ese día en el que te cansas de jugar?, o incluso más, ¿Qué sucede si, al final, nunca te has divertido como deberías de haberlo hecho? Si al final todo ha sido un juego mentiroso y engañoso. Entonces, ¿Nunca hubo reglas del juego? ¿Se perdieron las instrucciones por el camino? ¿Quisimos jugar sin ellas porque era más excitantes?

Ya lo cantaban Piratas en ‘Jugar con los coches’, un regalo envenenado e inesperado del día de Reyes.

“Mi grado de frustración es siempre ambiguo
y las cosas que más me gustan siempre me hacen llorar,
mi infancia ha sido tan larga que nunca acaba de terminar,
y sigo sin encontrar algo que me divierta de verdad.
Como jugar con los coches
o tirar piedras al cristal de aquel portal
que tú conoces”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s