Empezar otra vez

Al ser humano le apasiona empezar una nueva etapa. De no ser así, jamás se entendería toda la parafernalia global que se monta para despedir el año y darle la bienvenida a otro nuevo. La última noche del año, o la primera, es un sinfín de consejos, pautas, ritos y tradiciones que se sobreponen unos a otros hasta el punto de tener la sensación de que sólo eres un actor que ha de cumplir todos los requisitos que pone en el guión si quieres aparecer en el escenario. Frente a toda esta presión social, sólo hay un verdadero motivo que te induce a comportarte como otro miembro más de la masa borreguil, sin importarte la pérdida de criterio o de dignidad. Sólo existe una única ilusión que supera a la de empezar una nueva etapa: ser felices.

Como cada Nochevieja, uno recopila todo lo que ha conseguido durante ese año ya casi extinto y no puede evitar sentir cierta melancolía por él. Has pasado muy buenos momentos, pero también otros que no le habrías deseado ni a tu peor enemigo. Sin embargo, ahora que echas la vista atrás, los recuerdas con cierta ternura. Todos han significado algo para ti. Los has disfrutado, los has experimentado y, sobre todo, los has superado. De hecho, tu vida no estaría en este punto de no ser por ellos, y eso hace que no haya habido ni un solo instante prescindible. Todo suma o se añade a tu trayectoria personal. Cada triunfo es una recompensa y cada fracaso un aprendizaje. Tu 2014 habrá sido mejor o peor, pero ha sido tan importante como cualquier otro. Y eso sólo puedes saberlo hoy, cuando te percatas de que, pese a que el día a día no ha conseguido brillar en exceso, el resultado global ha sido más que decente.

No hace falta anclarse en el pasado y preguntarse qué habría sucedido si hubieses tomado otras decisiones. Ahora es el momento de empaquetar lo más esencial de estos últimos 365 días y guardarlo en tu equipaje emocional para proseguir con el camino. Tienes un nuevo año delante, dispuesto a dejar que lo exprimas al máximo. Así que deja de echar la vista atrás y mira al frente. Ha llegado la hora de marcarse nuevos objetivos por los que luchar y descubrir todas las sorpresas que este 2015 te ha preparado.

Este año será especial. Aunque no lo digas en voz alta, hay algo en tu interior que te lo confirma. Ya te encargarás tú mismo de que así sea.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s