Afortunado

Este año el gordo se ha hecho de rogar. Tanto que se te había olvidado que era hoy el sorteo de la lotería. Hasta que tus colegas te han fundido a llamadas gritando “¡nos ha tocado!”. Aún estando hoy de vacaciones has hecho como cualquier lunes, como si hubieras vuelto a madrugar. Te has duchado tranquilamente, te has afeitado, has puesto comida para la gata y te has tomado el desayuno de pie en la cocina escuchando la radio. Has preparado la mochila, te has puesto el abrigo y justo antes de salir de casa has recibido un WhatsApp. “Buenos días, guapo 🙂

La calle está hasta arriba, ha venido todo el barrio. Fernando cuelga el cartel de vendido aquí delante de las cámaras, justo en el momento que tú sales de tu portería. De hecho, he podido ver por la tele la sonrisa que te acompaña esta mañana antes de perderte en un mar de abrazos y una lluvia de cava.

Pero no te ha tocado el gordo. Ni un quinto primero. Tampoco ninguna pedrea. Ni siquiera un reintegro. En realidad no habías comprado un solo décimo. Pero te sientes el hombre más afortunado del planeta. Por primera vez en años tienes a alguien que te dará un beso tras la última campanada. Alguien que te hace volver a sonreír todas las mañanas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s