Amigos de más, amigos de menos

Corría el año 2006 cuando “Marta, Sebas, Guille Y Los Demás” sonaba a todas horas en la radio. Pese a que la tarareabas inconscientemente durante gran parte del día, nunca llegabas a empatizar absolutamente con la totalidad de la letra. Era una canción sobre la amistad, pero había fragmentos que te resultaban incomprensibles en ese momento de tu vida. Demasiado crío e inexperto, supones. Dónde empieza y dónde acabará el destino que nos une y que nos separará. Ha hecho falta casi una década para poder comprender el auténtico significado de este éxito de Amaral. Y vaya si has conseguido identificarte con él.

Es cierto que uno no escoge a su familia, pero sí a sus amigos. Pero también es verdad que nadie es capaz de controlar la forma en que la vida irá moldeando esos lazos. Mientras que en tu temprana adolescencia la norma era rodearse de tanta gente como te fuese posible y alcanzar esa ansiada popular acorde con la época, el círculo se va reduciendo con el paso de los años. Son muy pocos los que logran pasar la purga que inconscientemente vas realizando. De repente, no necesitas gente que haga bulto, sino aquella que realmente te aporte algo importante, aunque ni siquiera sepas describirlo con palabras. Tras casi un lustro, por fin tienes ese (o esos, puesto que existe la posibilidad de crear amistades en distintos ámbitos sociales) grupo de incondicionales. Esas almas que no llegan a ser gemelas, pero que se comprenden y se soportan pese a cualquier factor externo que se interponga entre ellas.

Sin embargo, pese a sobrevivir a mil discusiones, parejas separatistas o diferencias psicológicas que van formándose con la acumulación de años y de experiencias, llega a tu vida el obstáculo final: la distancia. Es inevitable que cada uno coja las riendas de su vida y luche por hacer realidad sus sueños. Y eso, a veces, significa tomar un camino distinto al que recorrerá el resto. De repente, no te queda otra opción que alejarte de tus seres queridos si quieres seguir adelante. Aquellas personas por cuya relación habías derramado sudor y lágrimas se tienen que quedar físicamente apartados de tu nuevo día a día. Y tú, que pensabas vivir el resto de tu vida a su lado, no te queda otra que empezar la búsqueda de nuevo.

Por suerte, vivimos en una época en la que las relaciones sociales son casi inevitables. Pronto conocerás gente importante a través de Twitter o de Facebook que conseguirán romper la barrera virtual y materializarse en amigos reales, o lograrás encontrar compañeros de piso o de trabajo que te ayudarán a superar la jornada y te sacarán más de una carcajada a diario. Volverás a formar un grupo de imprescindibles en tu nuevo ecosistema, y agradecerás tu capacidad para adaptarte a cualquier entorno en el que te muevas.

No obstante, pese a redecorar emocionalmente tu vida social, ninguna sonrisa será equiparable a la que te provocan las conversaciones absurdas del grupo de whatsapp de tus amigos. Sí, el de los de toda la vida. El que formaste cuando los teléfonos móviles ni siquiera tenían conexión a Internet. Aquel con el que viviste prácticamente los mejores recuerdos que has tenido de tu vida hasta la actualidad. El de aquellas personas que hace meses que no ves y con las puede que no has mantenido una conversación en mucho tiempo, pero cuya amistad compruebas que sigue intacta cada vez que puedes volver a reunirte en persona con ellos.

Ahora, tras muchos años y a kilómetros de distancia, vuelve a sonar aquella canción de Amaral. Y la comprendes a la perfección. Porque de Guille y los demás ya no sabes más. Pero sabes que son tus amigos, y en la calle pasabais las horas. Sabes que son y serán tus amigos. Por encima de todas las cosas.

Anuncios

2 comentarios en “Amigos de más, amigos de menos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s