La revolución sexual

¿Seré un puritano? ¿Por qué no puedo reírme tanto como los demás? Mientras detallan entre risas sus escarceos compartidos, me siento como la protagonista de Melancolía. ¿Será un poco de envidia, quizás? Porque escandalizado no estoy, claro. Los dos amigos que sin saberlo quedaron para follar con el mismo tío el mismo día, el catálogo de pollas que todos han catado, ese chico que le regaló un bukkake a su novio… Lo que no entiendo es por qué eso que en pantalla me parece divertidísimo y hasta me excita, en boca de ellos lo siento tan triste. Sodoma y Gomorra en la gran ciudad. Yo no vine aquí para esto. No lo digo. Me fuerzo a sonreír, a contar algo yo también, alguna anécdota jugosa. Que no puedan decir que soy un anticuado. Bebo y me dejo llevar. Es lo que toca: disfrutar de la libertad y el libertinaje. Me sumo a la revolución sexual.

tumblr_mrus0a44rN1qhhqveo1_1280

Fotografía de Yayoi Kusama.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s