Amor de verano en otoño

Les dijeron que en otoño está prohibido sentir nada nuevo. “Otoño es para disfrutar de los frutos del verano, si ha habido suerte, o en todo caso para contemplar las hojas que caen y no vuelven a levantarse.” A ellos le dio igual. Atravesaron el mar de hojas muertas hasta llegar al otro mar, el de verdad. Se desnudaron a toda prisa y pronto retozaron entre las olas. Levantaron espuma que parecía nieve antes de tiempo. Rieron cuando se miraban y cuando no se miraban, también. Apenas podían creerlo: estar tan a gusto con alguien a quien acababan de conocer. Lo suyo ni siquiera había sido una cita, quedaron un poco por quedar; esas tonterías que se hacen los sábados para llenar el tiempo. Después del mar aún les duraban las palabras. Fueron a tumbarse en la hierba, donde algunas flores seguían creciendo en busca del sol. Sin pensarlo, entrelazaron los dedos. Solo entonces se dieron cuenta de que miraban el mismo cielo.

—Contigo siento que podríamos repetir lo de hoy todos los días, todo el año.
—No lo sé. Pero “si el invierno viene frío, quiero estar junto a ti”.

tumblr_m2lb1ajauy1qhlt4ko1_500

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s